Arroz Brazal

Origen

Facha Molino - Arroz Brazal

El cultivo del arroz en Aragón se remonta a los años 30 en las localidades de la Ribera del Ebro (Zaragoza), pero fue en los años 90 cuando este cultivo se extiende por otras zonas de las provincias de Zaragoza y Huesca, buscando la desalinización de estos suelos y evitando así la desertización de estas zonas. Las condiciones de estos suelos hacen que cualquier otro cultivo no sea adecuado, ya que las tierras son arcillosas y con un elevado contenido en sal, que afectan negativamente a los cultivos y derivan en producciones pobres y de baja calidad. Sin embargo, estas zonas son idóneas para el cultivo de arroz, consiguiendo un producto único con una calidad extraordinaria.

En 1996 se constituye Arrocera del Pirineo como una cooperativa que agrupa a más de 90 arroceros aragoneses pertenecientes a las cooperativas Virgen de la Oliva, San José y Osca. Y un año más tarde nació Brazal, nombre bajo el cual se comercializa el arroz producido por estos agricultores. Y en 2008, adquirimos un molino en Alcolea de Cinca con más de 60 años de historia y que adaptamos a las más modernas tecnologías, lo que nos permite garantizar la calidad y trazabilidad del grano desde su recolección en el campo hasta que llega a la mesa.

Agua de los pirineos

Características y variedades de nuestro arroz

Nuestros arrozales están ubicados en los campos de Ejea de los Caballeros, Sádaba y Alcolea de Cinca, a mayor altitud que cualquier otra región de España y peleando también contra las temperaturas más bajas. Además, el agua con la que regamos nuestros campos es agua limpia y fría procedente del deshielo de la nieve de los Pirineos. Estas condiciones favorecen una maduración lenta y homogénea del grano, reduciendo notablemente la presencia de plagas y enfermedades.

Nuestra premisa es defender un producto de buena calidad debido a sus condiciones extremas de cultivo y también a su característica de arroz monovarietal.

Por ello, diferenciamos nuestros arroces en las siguientes variedades:

  • Maratelli: grano redondo y perlado, ideal para paellas, risottos y arroces al horno.
  • Guadiamar: grano medio cristalino, perfecto para arroces blancos, guarniciones y sushi.
  • Integral: grano medio, indicado para ensaladas, arroces con verduras y guarniciones.
  • Balilla X Sollana: grano redondo y perlado, apropiado para risottos y melosos.
  • Bomba: grano corto y perlado, perfecto para caldosos y melosos.

Innovación y nuevos productos

En Arroz Brazal apostamos la innovación y la evolución, ya que es lo que nos permite asegurar la calidad del arroz a nuestros clientes. Nuestra imagen y concepto de marca ha evolucionado a lo largo del tiempo. Durante las dos primeras décadas comercializábamos nuestro arroz en envases de aspecto tradicional muy similares a los que ya se podían encontrar en los lineales. Sin embargo, en estos últimos años nos hemos reinventado con una nueva imagen moderna, original y llamativa que nos ayuda a seguir defendiendo el arroz monovarietal, dando mayor protagonismo a los nombres y los colores que permiten al consumidor conocer cada variedad de arroz y todas sus posibilidades en cocina.

Además, nos gusta ir un poco más allá en la elaboración del producto y por ello contamos con especialidades como el kit de sushi Hatumaki, el arroz con verduras y setas deshidratadas o la cerveza de arroz Oryza.

Nuestro futuro

Siguiendo la premisa de ofrecer un producto de calidad, en Arroz Brazal seguimos estimulando nuestra curiosidad, aprendiendo y observando el mundo que nos rodea, de manera que podamos seguir trabajando en la defensa del trabajo de nuestros agricultores y en la posibilidad de obtener un producto extraordinario y con personalidad, que transmita emociones y permita al consumidor disfrutar de algo único.